Messages

Desde Hotevilla, Arizona, en la Nación Soberana
Hopi, El Jefe Dan Eveman, Anciano Mayor, en su
último mensaje a la humanidad dice:

Estoy muy agradecido de tener este momento
para enviarles éste mensaje.

Estamos celebrando un tiempo en nuestra historia
el cual ambos están llenos de alegría y tristeza.

Estoy agradecido de que nuestros hermanos hindúes
nos hayan dado la oportunidad de compartir estos
sentimientos con ustedes porque sabemos que
muchos de ustedes tienen los mismos problemas.

Nosotros los Hopi creemos que la raza humana ha
pasado a través de tres mundos diferentes y
formas de vidas desde el comienzo.

Al final de cada mundo previo, la vida humana ha
sido purificada o castigada por el Gran Espíritu
"Massauu" dado principalmente a la corrupción,
avaricia y desvío de las enseñanzas del Gran
Espíritu.

La última gran destrucción fue el diluvio, el
cual destruyó todo excepto por unos pocos fieles
quienes pidieron y recibieron permiso al Gran
Espíritu para vivir con El en ésta nueva tierra.

El Gran Espíritu dijo:  "Es su decisión, si están
dispuestos a vivir mi pobre, humilde, y simple
forma de vida."

Es dificil pero si aceptan vivir de acuerdo a mis
enseñanzas e instrucciones, si nunca pierden la
fe en la vida que Yo les daré, ustedes pueden
venir y vivir conmigo."

Los Hopi y todos los que fueron salvados del gran
diluvio hicieron una promesa sagrada en ese
tiempo.

Nosotros los Hopi juramos que nunca nos
volveríamos en contra de El.

Para nosotros las leyes del Creador nunca cambian
o se quebrantan.

Para los Hopi el Gran Espíritu es todo poderoso.

El apareció, a las primeras personas, como hombre
y les habló en el comienzo de este mundo creado.

Nos enseñó cómo vivir, orar, dónde ir y que
comida llevar, nos dio semillas para sembrar y
cosechar.

Nos dio un grupo de tablas de piedras sagradas
dónde El inspiró toda enseñanza para salvaguardar
su tierra y vida.

En estas tablas de piedra fueron hechas,
instrucciones, profecías y advertencias.

Esto fue hecho con la ayuda de una mujer Araña y
sus dos nietos.

Ellos fueron sabios y poderosos ayudantes del
Gran Espíritu.

Antes de que el Gran Espíritu se ocultara, El y
mujer Araña pusieron ante los líderes de los
diferentes grupos de gente muchos colores y
tamaños de maiz para que estos escogieran su
comida en este mundo.

Los Hopi fueron los últimos y así escogieron su
comida en este mundo.

Los Hopi escogieron la más pequeña de las
mazorcas de maíz.

Entonces "Massauu dijo:  "Ustedes me han enseñado
que son sabios y humildes."

Por esta razón ustedes serán llamados Hopi (gente
de paz) y pondré en su autoridad toda tierra y
vida para salvar, proteger y conservar para mi
hasta que regrese a ustedes días más tarde puesto
que Yo soy el Primero y el Ultimo."

Por esto, cuando un Hopi se ordena en una alta
orden religiosa, la tierra y toda cosa viviente
se ponen en sus manos.

Se convierte en un padre de toda vida sobre la
tierra.

Tiene derecho a aconsejar y corregir a sus hijos
en la manera más pacífica que pueda.

Por lo tanto, no podemos darnos por vencidos
nunca de que sepamos que los mensajes de paz
llegue a nuestros hijos.

Entonces es junto con los otros guías
espirituales que el destino de nuestros futuros
hijos es colocado.

Hemos sido instruidos a mantener este mundo en
balance dentro de la tierra y en los muchos
universos con oraciones especiales y rituales,
los cuales continúan hasta esta fecha.

Fue a los nietos de la mujer Araña a quienes se
les entregó las tablas de piedra sagradas.

Estos dos hermanos fueron instruidos a cargarlas
a un lugar donde el Gran Espíritu les había
ordenado.

El hermano mayor tenía que ir de inmediato hacia
el este, al sol naciente y una vez alcanzado su
destino fue instruido de comenzar a buscar de
inmediato a su hermano menor quién permanecería
en la tierra del Gran Espíritu.

La misión del hermano mayor a su llegada era de
ayudar a su hermano menor(Hopi), traer paz,
hermandad y vida eterna a su regreso.

Hopi, el hermano menor fue instruido de cubrir
toda la tierra y marcarla bien con huellas y
señas sagradas para nombrar esta tierra por el
Creador y paz en la tierra.

Nosotros establecemos nuestras ceremonias y
lugares sagrados para mantener esta tierra en
balance de acuerdo a nuestra primera promesa al
Creador.

Así es como nuestra historia de migración
continúa, hasta que conocemos al Creado en el
Viejo Oribe (lugar que solidifica) hace más de
1,000 años.

Fue en ese encuentro cuando El nos entregó estas
profecías para dárselas a ustedes ahora al cierre
del Cuarto Mundo de destrucción y comienzo del
Quinto Mundo de paz.

El nos entregó muchas profecías para pasarlas a
ustedes y todo habrá de pasar.

Así es como sabemos que es el tiempo es ahora
para revelar las últimas advertencias e
instrucciones a la humanidad.

Fuimos dicho que habitáramos permanentemente aquí
en la región Hopi donde conocimos al Gran
Espíritu y esperar por Hermano Mayor quién fue al
este para regresar hacia nosotros.

Cuando él regrese a esta región el colocará sus
tablas de piedra, lado a lado, para mostrarle a
todo el mundo que ellos son nuestros verdaderos
hermanos.

Cuando el camino en el cielo se haya cumplido, y
cuando el invento de algo, en el significado
Hopi, calabaza de cenizas, calabaza que cuando
caiga sobre, la tierra hervirá todo dentro de un
gran espacio y nada crecerá por mucho tiempo.

Cuando los líderes se vuelven hacia la maldad, en
vez de hacia el Gran Espíritu, fuimos dicho que
habrían muchas maneras que esta vida pudiera ser
destruida.

Si la humanidad no hace caso de nuestra profecía
y regresa a su enseñanza espiritual original.

Fuimos dicho de tres ayudantes quienes eran
comisionados por el Gran Espíritu para ayudar a
los Hopi traer la vida pacífica sobre la tierra;
aparecerían para ayudarnos y no debemos cambiar
nuestros hogares, nuestras ceremonias, nuestro
cabello, porque los verdaderos ayudantes pudieran
no reconocernos como los verdaderos Hopi.

Por consiguiente, hemos esperado todos estos
años.

Es sabido que nuestra Verdadera Hermandad Blanca,
cuando llegue, serán todo poderoso y llevará
puesto un birrete rojo o manto rojo.

Será grande en población, no pertenece a ninguna
religión sino a la suya propia.

Ella traerá consigo las tablas de piedra
sagradas.

Con ella vendrá dos grandes, ambos muy sabios y
poderosos.

Uno llevará el símbolo o signo de la svástica, la
cual representa pureza y es Mujer, productora de
vida.

El tercero o segundo de los dos ayudantes de la
Verdadera Fraternidad Blanca llevará el signo de
un símbolo del sol.

Ella, también, será mucha gente, muy sabia y
poderosa.

Tenemos en nuestras ceremonias Kachina un
calabacín matraca la cual sigue en uso hoy día
con los símbolos de estos poderosos ayudantes de
nuestra Verdadera Hermandad.

Es también profetizado que si estos tres fracasan
en cumplir su misión, entonces el del oeste
vendrá como una gran tormenta.

Ellos serán muchos, en números y despiadados.

Cuando llegue cubrirá la tierra como las hormigas
rojas y se apoderará de ésta región en un día.

Si los tres ayudantes escogidos por el Creador
cumplen con su misión sagrada e inclusive si
queda uno, dos, o tres de los verdaderos Hopi
aguantando ayuno por las últimas enseñanzas e
instrucciones del Gran Espíritu, Massauu
aparecerá ante todos y nosotros seríamos
salvados.

Los tres expondrán nuestro nuevo plan de vida la
cual dirige hacia vida eterna y paz.

La tierra será nueva así como fue en el
principio.

Las flores germinarán otra vez, juegos salvajes
voverán a ocupar las tierras desoladas y volverá
a haber comida en abundancia para todos.

Aquellos quienes fueron salvados compartirán todo
en forma equitativa y todos ellos reconocerán al
Gran Espíritu y hablarán una solo lenguaje.

Estamos enfrentándonos ahora con grandes
problemas, no solo aquí pero a través de la
región.

Culturas antiguas han sido aniquiladas.

La tierra de nuestra gente está siendo tomada de
ellos, dejándole ningún lugar que puedan reclamar
como suyo.

¿Por qué está pasando esto?

Está pasando porque muchos se han dado por
vencidos o manipulado sus enseñanzas espirituales
originales.

La forma de vida, la cual el Gran Espíritu ha
dado ha toda su gente del mundo, cualquiera que
fuese la instrucción original, no está siendo
honrada.

Es por esta gran enfermedad llamada avaricia, la
cual infecta cada región y país que personas
sencillas están perdiendo lo que ellos han tenido
por tantos miles de años.

Ahora estamos al mismo final de nuestro sendero.

Mucha gente no reconoce ya el verdadero camino
hacia el Gran Espíritu.

Ellos no tienen, en realidad, ningún respeto por
el Gran Espíritu o por nuestra preciosa Madre
Tierra, quién nos da toda vida.

Hemos sido instruidos en nuestras antiguas
profecías que esto ocurriría.

Fuimos dicho que alguien trataría de ir a la
luna:  que traería algo consigo de la luna;  y
que luego, la naturaleza presentaría señales de
estar perdiendo su balance.

Ahora vemos eso sobreviniendo.

Alrededor de todo el mundo hay muchas señales de
que la naturaleza ya no está en balance.

Inundaciones, sequías, terremotos, y grandes
tormentas están causando mucho sufrimiento.

No queremos que esto ocurra en nuestro país, y
oramos al Gran Espíritu para que nos salve de
cosas como tales.

Pero hay señales ahora de que estas mismas cosas
pueden pasar pronto en nuestra propia región.

Ahora tenemos que cuidarnos unos a otros como
hermanos y hermanas.

No hay más tiempo para divisiones entre la gente.

Hoy llamo a todos los de nosotros, desde mi mismo
hogar, Hotevilla, donde somos también culpables
del chisme y causa de divisiones hasta dentro de
nuestras propias familias; fuera en el mundo
entero donde el robo, la guerra y la mentira es
cosa de todos los días.

Estas divisiones no serán nuestra salvación.

Guerras solo traen más guerras y nunca paz.

Sólo juntándonos todos en una Paz Espiritual con
amor en nuestros corazones, por uno al otro, amor
en nuestros corazones por el Gran Espíritu y la
Madre Tierra, pudiéramos ser salvados del
terrible Día de Purificación la cual esta
adelante.

Hay muchos de ustedes en este mundo quienes son
personas honestas.

Te conocemos espiritualmente ya que somos "Los
Abuelos de la Sociedad de los Hombres" a quienes
se les ha encargado de orar por ti y toda vida en
la tierra sin olvidar nada ni a nadie en nuestras
ceremonias.

Nuestra oración es tener una vida feliz, plena de
lluvia gentilmente suave para una cosecha
abundante.

Oramos por el balance en la tierra, vivir en paz,
y dejar un mundo hermoso para los niños que están
por venir.

Sabemos que tienes un buen corazón pero buenos
corazones no son lo suficiente para ayudarnos con
estos grandes problemas.

En el pasado algunos de ustedes han tratado de
ayudarnos a nosotros los Hopis, y siempre
estaremos agradecidos por sus esfuerzos.

Pero ahora necesitamos tu ayuda en la peor forma.

Queremos que la gente del mundo sepa la verdad de
nuestra situación.

Esta tierra cual personas llaman la Tierra de la
Libertad celebra muchos días recordándole a la
gente del mundo de estas cosas.

Ahora sobre unos buenos 200 años los Americanos
originales no han visto un día libre.

Estamos sufriendo el insulto final.

Nuestra gente está perdiendo ahora algo la cual
da vida y sentido de vida - tierras ceremoniales,
la cual se nos está expropiando.

Hotevilla es el último santo, consagrado,
inalterado, tradicional Nativo Americano, lugar
sagrado para el Creador.

Como la profecía dice, este lugar sagrado debe
permanece sus caminos espirituales abiertos.

Esta villa es el vórtice espiritual de los Hopi
para guiar los muchos Nativo Americanos
despertados, y otros verdaderos de corazón, a su
propia, única cultura y hogar.

Hotevilla fue establecida por los últimos
ancianos espirituales que quedaron para mantener
la paz y el balance en este continente desde la
punta del Sur de América hasta Alaska.

Muchos de nuestros amigos dicen, que Hotevilla es
un lugar sagrado, un tesoro nacional y debe ser
preservado.

Necesitamos tu ayuda.

¿Dónde está la libertad por la cual todos
lucharon y sacrificaron a sus hijos?

¿Son sólo la gente india la que ha perdido o
están todos los Americanos perdiendo cada cosa
que ustedes originalmente vinieron a encontrar?

No compartimos la libertad de prensa porque lo
que llega al papel es lo que el gobierno quiere
que crean, no lo que en realidad está pasando.

No tenemos libertad de expresión porque somos
perseguidos por los nuestros mismos por decir
nuestras creencias.

Estamos en los últimos pasos ahora y queda un
último poder que está por alejarnos de nuestro
tierra natal.

Se nos sigue negando muchas cosas incluyendo
nuestros ritos para ser Hopis y para hacer
nuestras vidas de acuerdo con nuestras enseñanzas
religiosas.

Los líderes Hopi han advertido a líderes de la
Casa Blanca y a los líderes de la Casa de Cristal
pero no escuchan.

Por consiguiente, tal como dice nuestra profecía
entonces, está en disposición de la gente con
buenos corazones puros, que no tendrán miedo de
ayudarnos a cumplir nuestro destino en la paz por
este mundo.

Estamos parados en un camino cruzado que tanto
puede llevarnos a la vida eterna o a una
destrucción total.

Creemos que el poder de los seres humanos a
través de la oración es tan fuerte que decide la
vida sobre la tierra.

Tantas personas han venido a la región Hopi para
conocernos.

Algunos de ustedes los hemos conocidos en sus
tierras.

Muchas veces nos han preguntado como pueden
ayudarnos.

Ahora espero y oro para que su ayuda llegue.

Si tienes la forma de diseminar la verdad, a
través de periódicos, radio, libros,
encontrándose con personas poderosas, ¡dile la
verdad!

Dile que sabes lo que es verdad.

Dile lo que has visto aquí;  lo que nos has
escuchado decir; lo que has visto con tu propios
ojos.

En esta forma, si caemos, déjale dicho que
tratamos, hasta el final, de aguantar el ayuno
por el camino de la paz como fuimos instruidos
originalmente por el Gran Espíritu.

Podrías tener éxito, todos realizamos nuestros
errores del pasado y volvemos al camino de la
verdadera vida en armonía como hermanos y
hermanas, compartiendo nuestra madre, la tierra
con las otras criaturas vivientes.

En esta forma podríamos traer un nuevo mundo.

Un mundo dirigido por el Gran Espíritu y nuestra
madre nos proveerán plenitud y alegría para
todos.

Dios te bendiga, cada uno de ustedes y sepan que
nuestras oraciones por la paz se encuentran con
las suyas como el sol se eleve y se ponga.

Que el Gran Espíritu te guíe seguro dentro del
camino del amor, paz, libertad y Dios en la Madre
Tierra.

Que los santos ancestros del amor y la luz te
tengan seguro en tu tierra y hogar.

Ora que Dios te de algo importante para hacer en
este gran trabajo, la cual se presenta delante de
nosotros para traer paz en la tierra.

Nosotros los Hopi seguimos teniendo las tablas de
piedra sagradas y ahora esperamos la llegada de
nuestra Verdadera Hermandad Blanca y otros
seriamente listos a trabajar por la paz del
Creador sobre la tierra.

Que estén bien, mis hijos, y piensen buenos
pensamientos de paz y unidad.

Paz para toda vida sobre la tierra, y paz unos
con los otros en nuestros hogares, familias y
países.

No somos tan diferentes ante los ojos de nuestro
Creador.

El mismo Padre Sol brilla su amor sobre cada uno
de nosotros diariamente tanto como Madre Tierra
prepara la sustancia para nuestra mesa, ¿No es
así? Somos uno después de todo.